lunes, 2 de enero de 2017

Pastor Ezequiel Molina llama a políticos a pedir perdón

Santo Domingo. El pastor Ezequiel Molina Rosario, presidente del Ministerio “La Batalla de la Fe”, llamó ayer a los políticos a pedir perdón como una manera de recomenzar el nuevo año, y denunció que el país está arropado por la corrupción internacional, los atracos, el terrorismo, los crímenes y la impunidad. En su mensaje que ofrece cada primero de enero, Molina Rosario expresó la necesidad que tiene la humanidad de reencontrarse con su creador para poder erradicar todos los males que la afectan en estos tiempos.

“Como individuo y como sociedad debemos reconocer que hemos fomentado los antivalores y hemos dado lugar a la explotación de los más débiles”, señaló el presidente del Ministerio.


Sostuvo que como Estado y país es necesario “reconciliarnos con los valores que son el fundamento de nuestra nación”, sostuvo el pastor.

Molina Rosario enfatizó en que es necesario que el mundo conozca sus pecados y errores, así como la imposibilidad de resolver sus conflictos vitales y se reconcilie con Dios y los valores de la Biblia.

Dijo que también la Iglesia debe reconciliarse con el enfoque original y dejar el materialismo mercantil y mundano y cumplir su compromiso con Dios y la humanidad como embajadores de la reconciliación con Dios, como lo narra el apóstol Pablo en su segunda carta a los Corintios.

Aborto y homosexualidad
Temas como el aborto, la homosexualidad, la injusticia y la impunidad fueron tocados en la concentración, que arribó sus 53 años.

“Como país pequeño que somos, quieren que aplaudamos el régimen de descomposición moral y espiritual como son el aborto, la homosexualidad, el sexo antes de tiempo en nuestra juventud, decirnos como debemos criar a nuestros hijos”, expresó Molina Rosario.
En cuanto al aborto, el pastor y presidente del Ministerio, reiteró que el aborto es un homicidio, e indicó que cuando una mujer se provoca un aborto por violación o incesto, para quitarse la frustración, queda con dos traumas: el de la violación y el del aborto.

Embajador vino a imponer su inmoralidad
En tanto, al referirse al tema de la homosexualidad, el pastor Ezequiel Molina Sánchez, vicepresidente del Ministerio “La Batalla de la Fe”, expresó que el embajador de los Estados Unidos en el país, James Brewster, no logró su propósito de que se legalizara “el pecado de la homosexualidad”, y consideró que vino a imponer su inmoralidad.

“Pensó que aquí haría lo mismo, pero qué sorpresa se llevó, en República Dominicana encontró un pueblo valiente, decidido a luchar”, dijo Molina Sánchez.

El evento contó con la presencia de varios grupos musicales entre los que estaban el Ministerio de Alabanza de la Iglesia Mahanaim, grupo Barak, Rosa Karina, Radamés Marrero, Marilyn Rodríguez y Cesario Jiménez.

Otras personalidades que estuvieron en la concentración fueron el síndico de Santo Domingo Este (SDE), Alfredo Martínez, Elías Wesin Chávez y el artista Héctor Acosta.

Grito de libertad
En su mensaje, Ezequiel Molina Rosario también se refirió a que en la historia del país el grito de libertad, inspirado por Juan Pablo Duarte y los trinitarios, no fue un grito de miedo, sino de victoria y confianza.

“Es inexplicable para muchos que en el corazón de estos símbolos patrios: Bandera y Escudo aparezcan inscripciones que los enemigos de Dios y de la patria quisieran desaparecer”, expresó Molina Rosario.

En ese sentido dijo a los dominicanos que nunca permitan que desaparezcan esos símbolos “que nos identifican y garantizan nuestra libertad. Si llegaran a desaparecer habremos caído en la esclavitud, sostuvo el presidente del Ministerio.

Aseguró que el problema de hoy es que el sentimiento duartiano se ha interpretado y colocado al revés en la práctica diaria. “Hoy el sentido es contrario: Libertad, Patria y Dios, es decir, lo primero no es Dios, sino lo último, y en primer lugar está Libertad, que en nuestro contexto significa hacer lo que me convenga, sin importar lo que sea”, indicó el pastor Molina Rosario.

Dijo, además, que es por eso que el gran monstruo que esclaviza a la sociedad es la corrupción, que genera pobreza y desigualdad, y también la violencia porque rompe el equilibrio social.

“Corrompido está, por ejemplo, el sistema sanitario que muchas veces se hace de la vista gorda ante la falsedad en el ejercicio y comercio de la medicina, así como la energía, generadores y empresas que cobran por servicios no brindados y suben sin control; la seguridad ciudadana, y el sistema de justicia ahora muy desacreditado, expresó el pastor y presidente del Ministerio.

Finalmente, el presidente de “La Batalla de la Fe” dijo que “estamos con el grito al cielo”, dijo el Molina Rosario.


“La Batalla de la Fe” nace como culto de fraternidad
La Concentración Evangélica Nacional “La Batalla de la Fe” nace como un culto de confraternidad o jubileo el primero de enero del año 1964. La primera actividad se llevó a cabo en el templo de la iglesia de Dios Pentecostal del ensanche Espaillat, en Santo Domingo, donde Ezequiel Molina Rosario ejercía su ministerio pastoral. La Batalla de la Fe en los últimos años ha trascendido las fronteras del país. Algunos predicadores del área como Ramón Carrión, Antonio Espaillat, Buenaventura Ayala, Daniel Pérez y otros, estuvieron presentes con sus congregaciones. El predicador del primer culto fue el pastor Francisco Pérez y el artista de la ocasión fue Juan Francisco. La asistencia en ese entonces no pasó de 250 personas. Desde entonces el respaldo de la creciente comunidad evangélica del país fue llevando la celebración del evento por diferentes iglesias y auditorios, entre ellos el Estadio la Normal, el Palacio de los Deportes. Destacados predicadores de la República Dominicana y del extranjero han sido invitados a participar como oradores principales. Los principales exponentes de la música cristiana, dominicanos y extranjeros, también han participado en una expresión de agradecimiento a Dios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada